Dolor de hombro. Control escapular (I)

Referirnos a la articulación del hombro como una única articulación es, a día de hoy, erróneo. Esto se debe a que es el resultado de la unión de otras cinco articulaciones: gleno-humeral, acromio-clavicular, esterno-clavicular, sub acromial y escapulo-torácica. Nos encontramos ante la articulación más móvil del cuerpo humano. Por ello, precisa una gran estabilización, ya que todos los músculos que pasan por el conjunto articulatorio del hombro llegan desde la cervical hasta el sacro. Los músculos estabilizadores son los inter escapulares intra escapulares.

Los inter escapulares son los romboides, el angular de la escápula, trapecio inferior, y el serrato anterior. Ellos se encargan de llevar un ritmo escapular adecuado, moviendo la escápula de interno a externo. Permitiendo de esta forma una buena movilidad escapular, necesaria para el correcto movimiento del hombro.

studyblue

Los intra escapulares se encargan de estabilizar la cabeza humeral y de darle movimiento. Son el infra espinoso, el supra espinoso, el sub escapular, el redondo menor y mayor, y el gran dorsal.

manguito

El trabajo sinérgico entre estos dos tipos de musculatura hacen que la articulación del hombro se movilice de forma estable. Muchos dolores de hombro están directamente relacionados con faltas de estabilidad escapular y/o humeral. Por eso, en nuestra anamnesis como fisioterapeutas, deberemos evaluar la estabilización y movimiento de estas dos zonas para que nuestra labor sanitaria y profesional tenga una mayor repercusión en el paciente, y podamos acelerar su pronta recuperación.

Manuel Tey Mindán

Fisioterapeuta Colegiado

Leave a Reply